INICIO

Café Financiero

03/06/2019

“A contramano de los mercados externos, mayo resultó un buen mes para los inversores locales”.

Fue un mes bastante turbulento para los mercados externos, consecuencia de las tensiones en el plano comercial que agitan los ánimos de los inversores, por el aumento de las probabilidades de una desaceleración económica a nivel global.

Durante el quinto mes del año, el principal índice local logró romper la barrera de los 35 mil puntos, si bien en esta última semana se evidenció una contracción, hasta cerrar el mes en los 34.000 puntos. Aun así, la variación mensual de mayo representó un significativo ascenso de 14.8% si lo vemos en pesos y de 13.5% medido en dólares.

En cuanto a la renta fija, el índice de bonos del IAMC mostró una suba del 2,5% durante el mes, mientras que el riesgo país siguió con la dinámica ascendente hasta los 985 puntos. Los bonos en dólares argentinos cerraron con rendimientos que van de 10.4% a 20.7% con duration de 1 a 9 años. Por su parte, los instrumentos en pesos finalizaron el mes levemente en rojo.

En tanto, el dólar cerró la semana para la cotización minorista en $46.10. Por el lado del dólar BCRA 3500 cerró en $44.87, finalizando el mes de mayo con estabilidad cambiaria. En cuanto a la tasa de política monetaria, la misma continúa con un marcado sesgo contractivo y en niveles elevados, concluyendo la semana en 70,743%, virtualmente sin cambios en relación a la semana previa.

Recordemos que el día miércoles el Tesoro licitó dos tramos de Letras capitalizables en pesos (LECAPs), con vencimientos a 91 días (30/08/2019) y 273 días (28/02/2020). Las mismas se adjudicaron a una TNA de 62,92% y 68,75%, respectivamente, por un total de $55.749 millones. A su vez, se adjudicaron Letras ajustables por CER (LECER), por $ 2.509 millones a una tasa de CER + 27,29%, con vencimiento 30/08/2019.

En definitiva, el país se comportó de manera contraria al resto de los activos de riesgo globales. De todas formas, pensando en los próximos meses, presenta un notorio desafío el incierto panorama global y más que nada la incertidumbre electoral local, por lo cual seguimos manteniendo un sesgo cauto respecto del posicionamiento de las carteras de inversión.

En materia económica, diversos indicadores reflejaron los efectos de la suba que verificó el tipo de cambio en los últimos meses, particularmente en términos de inflación y nivel de actividad. En este sentido, las recientes modificaciones al esquema cambiario, sumadas al estricto control de los agregados monetarios, el mayor ingreso de divisas del agro y las ventas de USD 60 millones diarios del Tesoro hasta el momento han logrado acotar las expectativas de devaluación y estabilizaron la cotización del dólar, constituyendo un momento oportuno para ver una moderación de la inflación y lograr estabilizar la economía real. Algo de eso ya podría llegar a apreciarse en los precios minoristas de mayo, faltando aún verificarse impactos sobre los indicadores del nivel de actividad, situación que podría darse entrado el segundo semestre, en la medida que se consolide una desaceleración de la inflación, combinada con los “salarios nuevos” que se deriven de las negociaciones paritarias en marcha.

En tal sentido mantenemos nuestra recomendación de posiciones en bonos líquidos y cortos como las Letes en dólares y las Lecaps en pesos. Para carteras que buscan un poco más de riesgo, son atractivas las opciones con mayor liquidez como el Bonar 2020 (AO20).

En relación a la renta variable, se mantiene una importante selectividad y si bien los precios son tentadores, en momentos de extrema volatilidad como los actuales, seguimos priorizando la cautela

Ir Arriba

© 2015 Diseño Web en San Juan nitro2.com.ar Diseño web en San Juan