INICIO

Tendencias Locales

13/05/2019

A nivel local, en un contexto de mayores turbulencias a nivel internacional, el nuevo esquema que puso en práctica el Banco Central para acotar la volatilidad del tipo de cambio atravesó la semana en forma favorable.

En tanto, se conocieron indicadores de la industria y la construcción que verificaron una contracción de la actividad sectorial durante marzo, pese a lo cual ambos acumularon una mejora en el primer trimestre, recuperándose parcialmente de los pisos alcanzados a fines del año pasado.

La perspectiva de una guerra comercial entre Estados Unidos y China, y sus eventuales consecuencias sobre el crecimiento de la economía global, tuvieron un impacto negativo sobre los activos de riesgo en general, y en particular sobre los mercados emergentes. Afectada además por debilidades propias, entre las monedas más castigadas volvió a encontrarse la lira turca, habiendo perdido 2,1% el lunes, siguiendo el anuncio de mayores aranceles a las importaciones chinas, y llegando a ceder hasta un 4% en la semana.

En contraste con estos movimientos, y a diferencia de episodios anteriores, el peso argentino no amplificó las fluctuaciones registradas por otras monedas de economías emergentes y de la región. El lunes, la cotización del dólar a nivel local experimentó una variación de 0,5%, similar en magnitud a los movimientos que registraron, por ejemplo, el real brasileño o el peso colombiano. En los días subsiguientes, los cambios en la cotización también resultaron moderados, cerrando el viernes el dólar a nivel mayorista en $44,80, con un incremento semanal de 36 centavos (0,8%).

Así, el nuevo esquema ha sido efectivo para materializar una oferta de dólares más fluida por parte del sector agroexportador, que se ve enfrentado ahora a una expectativa de devaluación más moderada en el corto plazo, y tasas de interés en pesos que se mantienen en niveles elevados.

En síntesis, se desprende de lo ocurrido durante la semana pasada como un primer test positivo de las ventajas del nuevo diseño de política cambiaria para enfrentar escenarios de incertidumbre, en un contexto en el que la volatilidad del tipo de cambio torna más difícil reencausar el proceso de desinflación y tiene un impacto también en términos de actividad económica, tal como reflejaron los datos de industria y construcción del mes de marzo.

Así, destacamos que cuanto más se extienda la estabilidad cambiaria antes de encararse la recta final electoral, tendremos mejores noticias para la dinámica inflacionaria y para la actividad agregada en el corto plazo, al compás que se desarrolla la cosecha de soja que avanza sobre un 67% del área nacional con rindes que se mantienen por encima de las expectativas, alcanzando un promedio de 36,7 qq/ha. Al momento, el ingreso de mercadería ascendería a 42 mill. tn. La BCBA mantuvo su estimación de cosecha en 55 mill. tn., aunque, la BCR elevó su cálculo a 57 mill. tn. Por su parte, la recolección del maíz cubre un 32% de la superficie total y el volumen de producción cosechada, se aproxima a 18 mill. tn.

Ir Arriba

© 2015 Diseño Web en San Juan nitro2.com.ar Diseño web en San Juan